miércoles, 17 de septiembre de 2008

Vamos a contar verdades...


Mis hijos se han pasado tres y dos años, respectivamente en educación infantil. Los "proyectos" educativos han estado absolutamente basados en las unidades didácticas "tediosas" y carísimas, de la editorial de turno que más material gratuito les ofreciera (debe ser en plan quién dá más "subastero"... en este caso ganó la Oxford University Press... jeje, como en las regatas anuales, hay que jorobarse...)... Y tras esos años empeñados en sentarlos en las mesas, y en que "aprendan" los números... sí, es cierto, se los saben (por aburrimiento y porque nos dejen en paz, seremos capaces de todo...digo?), la grafía, pero mis peques no tienen ni idea de contar, fisicamente.


Me he quedado a cuadros cuándo les he propuesto un juego de contar habas en una huevera con los números, y al principio, me miraron cual extraterrestre y metieron habas "a lo loco"... ¿y porqué lo cuento?. Porque me parece un detalle "estrella" de lo que se iban a encontrar...

8 comentarios:

Meninheira dijo...

Sabes a que me recorda? ó xogo africano do awalé.

MartaSada dijo...

Pois xa contarás o xogo ese, é a primeira vez que escoito! jeje.

Meninheira dijo...

Pon no gugel, seguro que o viches miles de veces. ;)

malvina dijo...

hola Marta!
pues eso es una de las cosas que yo le discutìa a una mamà de un excompañero de cole de Camilo,el no sabe escribirlos,si los reconoce,pero sabe perfectamente los nùmeros por lo menos del uno al treinta,pero digo contando uno por uno,el ha tenido la suerte de manipular mucho material,desde las habas en la cocina hasta tornillos,canicas...ademàs si los dejas tranquilos es algo que se dà naturalmente porque llega un punto en que es una necesidad.Yo pensaba que jugar a los coches no aportaba nada ahasta que el otro dia me dijo:ves? cuatro coches cuatro ruedas cada uno por lo tanto 4x4=16!!!!!!
Lamentablemente esas cosas las sigo necesitando para ver que si sabe,solo espero algun dia llegar a ser la mitad de libre que es el...con eso me conformo.
un abrazote

MartaSada dijo...

Ay Malvina! sí que es cierto que nos agarramos a cualquier detalle que nos saque del "pozo de las dudas", pero cuándo lo hacen...fff, a mí me corre una descarga eléctrica por la espalda de pura felicidad, jeje!! Nunca sabemos lo que verdaderamente "les aporta", solo es cuestión de paciencia. Un besazo!

Meninheira dijo...

Cuánta razón teneis!! Por eso yo en el blog decía que este año estaba haciendo una lista de "objetivos" para mis inseguridades

MartaSada dijo...

Ya Meninheira, ya, pero aún así, porfa, no te obsesiones con la programación... sólo "crea" ambientes, y "ofertas" ellos solitos escogerán... jeje, le contaba creo que a Paloma lo de los fracasillos, que habelos haylos, y muchas veces tengo la mesa llena de materiales, colores, tijeras, ideas... me miran, y se piran a saltar al colchón, jejeje... es lo que hay!! como dice Malvina, quién fuera la mitad de libres que ellos...jeje.

Meninheira dijo...

me suena, Marta, me suena lo que pasa es que si no les gusta un día generalmente otro día sí les apetece, al menos esta es mi experiencia ;)

Pero este año, por las circunstancias, prefiero tener todo preparado de antemano y no ir preparándolo por el camino porque no me da el tiempo para hacer tooodo lo que quiero hacer. La programación no me obsesiona, hasta ahora hemos sido más unschoolers que otra cosa y ha ido bastante bien. ;)

Besiños :*