domingo, 12 de abril de 2015

Cualquier parecido con la realidad... (quinta parte)

Y después de esos combates duros, y esas exhibiciones dónde nos creemos que podemos volar, la fiesta continúa, porque el taekwondo, tal como se entiende en el Natural Sport Sada, es una familia, y una familia con mucha marcha, jajaja...
Primero, ya que quedamos quintos de España, nos recibieron en la Alcaldía...distendida y divertida tarde con el alcalde, que quiso saber quien era quien, y recordó que toda la corporación municipal admira profundamente el esfuerzo de este equipo que no por su humildad deja de ser ambicioso.



Mientras llegaban los mayores, el alcalde charlaba con Lía, Hadri, Noe, Jaime, Thomas, Manu y Talía, integrantes de los equipos de exhibición y técnica.


Después llegaron Pablo, Abel y Natalia, de las mismas disciplinas.


Y finalmente Sofía, medallista nacional de combate, Migui, Campeón de Europa, y Juan, uno de los entrenadores del club.
Y así quedó, la foto oficial, desenfadada y de risas.


Si todo lo anterior fuera poco, en el primer trimestre del año, los eventos y el calendario competitivo se dispara hasta límites estratosféricos. Combate y exhibición tienen sus campeonatos provinciales, puntuables para el autonómico, y varias citas como el Promesas, o el propio Open de España, por no hablar de varias jornadas de tecnificación (dónde se miden con competidores de otros clubes, en entrenamientos).

Pero en este club, nadie se olvida de los eventos que suponen risas, diversión y familia. Ese fué el caso del Desfile de Carnaval, dónde vestimos a un zancudo de taekwondista, seguido por un temible ejército de "tortugas ninja"....Sada tembló, y dimos "un espectáculo de altura", jajaja.








y todavía hay tiempo para el Internatural, que tanto nos gusta, dónde deportistas del club de todas las edades, sin la presión competitiva, hacen alarde de los logros y los más pequeños del club, comparten tapiz con los grandes.



Ya lo he dicho en otras ocasiones, a mí, este evento me gusta especialmente. Se les ve a todos con gran motivación para que todo salga bien, y se presentan novedades dónde la creatividad y la forma de hacerlo corre por parte exclusivamente de los deportistas...



Y ya para acercarnos al final de esta entrada y por lo reciente, nos queda el Campeonato Provincial de Exhibición, Técnica y Free-style, que organizamos desde Sada mismo. Un campeonato dónde todo el club tiene que implicarse para que el pabellón esté a punto. Organización, arbitraje, pódiums, etc,
La verdad es que todo este trabajo tiene su compensación cuándo finalmente, y después de mucho trabajo los chicos y chicas suben al recoger su medalla de oro! (hala, ya me pongo el babero, jajaja)






miércoles, 8 de abril de 2015

Cualquier parecido con la realidad... (cuarta parte).

Y siguiendo con la narración de las locuras taekwonderas habituales, pero las más recientes (madrugones, kilometradas, entrenamientos hasta horas intempestivas...horas interminables en lejanos pabellones...) nos toca hablar de combate. Para mí es bien difícil hacerlo, porque directamente, nunca hubiese pensado que llegaría a encontrarme en una grada animando a mi hijo a pegarse con otro...jajaja. Como siempre digo "los caminos de la complacencia, son insondables".
Pero combate no es solo eso, es mucho más.
De momento creo que Hadri no tiene la capacidad para expresar qué es lo que siente, para tener absoluta pasión por esta disciplina del taekwondo. Desde fuera parecerá que es ponerse las protecciones, y salir a un tapiz con alguien de tu edad y peso, con unas normas, y una serie de patadas y puños que puntúan. Ganar, perder, e intentar saber por dónde falla el contrario, para meterle puntos de esa forma.
Pero todo lo que rodea esos escasos dos minutos de "cuerpo a cuerpo" es todo un mundo en sí mismo. Esa valentía mientras se ponen la equipación (como pequeños gladiadores), esa concentración los minutos antes.... en chicos tan jóvenes y en Hadri en especial (absolutamente disperso, como su madre, jajaja), hace que desde hace rato le tenga fascinación al combate.





Antes de llegar ahí, quedan largas horas de entrenamientos, queda la constancia, y por supuesto, siempre, la risa y la anécdota (ahora fotos de Hadrián y Thomas a la salida de un "pesaje oficial"... no quieren dar mal el peso para que no los descalifiquen o los suban al peso superior, y se abstienen de comer ese día, jajaja....eso sí, en cuánto salen... jajaja).



Llega la hora de la verdad, y ganen o pierdan, los puntos metidos y que no fueron tenidos en cuenta, los puntos ganados, las patadas buenas, las malas, y todos los pequeños detalles de esos dos minutos, nos duran largo rato...




y por supuesto, lo que dura de verdad, lo que se lleva en el corazón, son las personas compañeras de camino, esas con las que se comparte bocata en las gradas, esas en las que te apoyas para echarte un sueñecito en el camino, esas con las que ríes, lloras, abrazas y quieres.


domingo, 5 de abril de 2015

Cualquier parecido con la realidad... (tercera parte)

Y nos toca recapitular sobre la vida paralela del taekwondo, dónde tampoco paramos de hacer cosas, de ir a eventos, y cuándo no los hay, nos los inventamos, jajaja.

La implicación es muy grande y engloba a toda la familia sin excepción. Aunque Lidia y Elisa decidieran alejarse de este deporte y probar otras cosas, Hadri (conocido en la familia taekwondera como, micromachine, guerrero de la galaxia, y últimamente como guardián pretoriano, jajaja, me parto) no solo no lo deja, sino que cada día vive más intensamente este deporte.

La gran cita del primer trimestre del año estuvo en el Campeonato de España, que aunque cuándo los chicos se enteraron que sería en Pontevedra hubo un "ooooh" por su parte (el año pasado fué en Marina Dór, Castellón, y lo pasaron increíble), para las familias y los presupuestos, hubo un gran, "bieeeen", jejeje.



Madrugón, seriedad y nervios en las gradas....



Calentamiento y alguna foto...




Y una ejecución buenísima nos alzaron con el quinto puesto (uno arriba que el año pasado) y a tan sólo una décima de puesto de medallas. (Hay que resaltar que el año pasado fueron sextos de 16 y este año quintos de 26, el mérito se redobla, jeje).
Después de algunos sustos con lesiones y sustituciones de última hora, todo salió de cine, y los chicos y familias, volvimos para casa, con una gran sonrisa.



Enseguida nos esperaban otros eventos en la familia Natural, que nada tienen que ver con el ambiente competitivo...

La visita de Papá Noel, que aunque ya crecimos mucho, nos sigue haciendo mucha ilusión.... jajaja



Adultos incluídos, jajaja


La llegada al cinturón marrón, que es una gran logro para Hadri.


Y por supuesto, el evento esperado de final de año, la fiesta del deporte HQR, dónde suele haber hinchables, tirolinas, etc, para juerga de todas.





Y como bien digo arriba, cuándo no hay eventos los inventamos, jeje, nos pusimos manos a la obra con la cabalgata de Reyes, y curramos como locas para que fuese otra fiesta de buen humor y risas.









(por aquello de este hilo, de que parece que no hacemos nada, o que los aprendizajes están olvidados, jajaja, si la vida, aunque no queramos, nos enseña tanto!...) (este continúa, en un no parar...jajaja).