martes, 12 de octubre de 2010

La huerta en comunidad.







Desde que dimos una charleta sobre la crianza sin escuela en el CSO (centro social okupado) de As Atochas, en Coruña, nos hemos hecho muchos amigos. Amigos que nos invitan a sus diversas actividades, como "xogos na rúa", para recuperar el placer de jugar en la calle, o en esta nueva iniciativa, una huerta comunitaria.
Allí hemos estado un par de veces, y disfrutamos cada minuto, porque hay un caballo, porque nos dejan trabajar con la tierra, etc. Esta última vez nos han invitado a cortar girasoles y sacarles las pipas, ha sido divertidísimo, aunque los chicos prefirieron irse detrás del abuelo del invento, a plantar un árbol... dónde esté la tierra, el agua, dónde va a parar con la paciencia de desgranar las pipas, jajaja...

2 comentarios:

educandoenlacasa dijo...

Que bellas fotografias, me han gustado mucho los girasoles

MartaSada dijo...

Pues más te gustaría saborear las pipas, jejeje. Un saludo!!