martes, 29 de julio de 2008

Míriam.



Bueno, pues aquí está. Os presento a Míriam. Es el bebé de mi amiga Luisa, pero la considero como "media hija mía", jejeje.
Todo se adelantó un poco y la pilló "fuera de juego" y con su pareja todavía en Alemania, así que ante la "inminencia" del nacimiento, y la imposibilidad de sus familiares cercanos, sus amigas nos desplegamos para acompañarla.
En el plano de los acontecimientos, rompió aguas en casa sobre las 7 de la tarde, llegó al hospital acompañada por su vecina, no había ninguna dinámica de parto, pero como había dado streptococo positivo, la ingresaron sobre las 11 a ver si durante la noche se desencadenaba la dinámica.
No fué así, y a las ocho de la mañana cuándo yo llegué a relevar a la vecina, ya la estaban empezando a preparar para la inducción, y bajamos a la consulta con la anestesista, para firmar el consentimiento informado de la epidural.
No voy a explayarme aquí sobre las desafortunadas prácticas hospitalarias que a pesar de no estar recomendadas por la propia OMS se siguen llevando a cabo en los "protocolos" sanitarios españoles, baste comentar que le pusieron el enema, la rasuraron, y la matrona (una mujer joven en prácticas) nos aconsejó claramente, que desde que la ginecóloga no quiso esperar más y mandó comenzar con la inducción (gotero de oxitocina), ella le aconsejaba, aceptar todo "el lote".
Y así fué, con el gotero, lentamente y aguantando las contracciones perfectamente (incluso con risas) de pié, paseando por la habitación, llegó como una campeona a los "famosos tres centímetros", con los que ya le pusieron la epidural, sobre las 6 de la tarde.
A partir de ahí, con más velocidad en el gotero, y aguantando las contracciones con analgesia total, llegamos, también relajadamente y entre risas y charletas, a la dilatación completa, sobre las 9 de la noche.
Con el cambio de turno, la matrona decidió que ya era hora de empezar con los "pujos dirigidos", y esto duró casi un par de horas, sin grandes resultados, ya que Míriam, continuaba muy alta. Eso sí, Luisa, como una campeona, aguantaba contracción y pujo como una jabata, a pesar que las fuerzas ya estaban empezando a fallar (y que la verdad, jejeje, lo único de lo que se quejó en todo su parto, fué de un hambre voraz, jejeje).
Un poco antes de la medianoche (la hora mágica, jeje) se decidió que ya había que "rematar la faena", nos íbamos al paritorio, y dado que la niña seguía muy alta y ya eran muchas horas, había que realizar un parto instrumental, que afortunadamente, quedó "solo" en la utilización de ventosa y la consiguiente episiotomía.
Jeje, quién me vería a mí, los "bretes" en los que nos mete la vida, con mi gorrillo, bata y pantuflas verdes de entrada a quirófanos, cual "padre desesperado", intentando fisgar lo que se cocía dentro, jejeje (al ser instrumental, no me dejaron pasar hasta que ya había nacido la niña).
Y allí me fuí, a abrazar a nuestra madraza, que ya con la niña encima de ella, me recibió con una sonrisa de oreja a oreja (y una cara de chutadilla que paqué, jejeje). Una hermosa niña de 3400, con unos increíbles ojazos oscuros, que ya tenía abiertos de par en par, "bebiéndose la recién estrenada vida"...
(Las fotos impresionan un poco porque a Míriam se la llevaron a neonatos 24 horas, ya que había el problema del streptococos, pero nos aseguraron que lo hacen por prevención, y que la niña está como un sol, hoy la abrazaremos como merece, y volveré a poner fotos de esta mediahija que me ha llegado de repente, con su mami campeona, jejeje).
(Edito también para agradecer a todos los "actores secundarios" de esta historia, al July por cuidar de nuestra tropa, sin dormir, a Mary por cuidar de Elisa, a Ana y Luis por cuidar de Hadri y Lidia, traerlos y llevarlos, a la TíaLetiFavorita y David, por llevarse tropa a dormir, a Rosy la vecina, por llevar a Luisa a ugencias y pasar con ella la primera noche, a Delia, por quedarse a dormir con Maruja, la abuelita de Míriam, y sobre todo a María, que a pesar de no estar en forma, "está en plena forma"!! sin ellos, el nacimiento de Míriam hubiese sido lo mismo, pero no igual!! y por supuesto a todas las que en la distancia, nos consta, que ayudaron a empujar, jejeje)

6 comentarios:

Meninheira dijo...

Noraboa polo nacimento, a pesar do parto.
Agora a coidarse coidando a meninha :)

MartaSada dijo...

Ahí le has dao!!!
Gracias, de todas formas (creo que todas sabemos aquello de "dequetequejas? el bebé está bien"....

sandrasu dijo...

¡Qué alegría!
Dale un achuchón bien grande a la madre de mi parte y un besito a la peque. Estoy deseando ver más fotos :-)
Por cierto, que me encanta el nombre.

Meninheira dijo...

Ay Marta, cómo me suena el "dequetequejas" :(

Anónimo dijo...

todo sea por luisa"aquella que en un dia era un croissant" y su pequeña miriam...jajaja
beso
tialetifavorita( y si,mu monos mis sobrinos todos ,pero qué voy a decir,soy su tia..)

MartaSada dijo...

Vale, vale, jeje, oído cocina, Sandra, marchando una de fotos, nueva entrada Míriam II... jeje.

Meninheira, es que nos queda mucho por cabrearnos, mucho!! ya estoy preparando mi cabreo II también, porque es que esto, no hay quien lo arregle, o si lo hay, directamente no le da la gana, y eso "si que NO"!! demasiados deseos de ir a la oficina del paciente, para acabar no yendo, y demasiada democracia demagógica y técnica, que en la práctica sigue siendo una dictadura en toda regla... y no me caliento más por hoy, jeje. Un abrazo!

Jaja, sí Leti, nuestra Luisiña ha eclosionado a una hermosa "conguita", jeje, quién la ha visto y quien la ve, jajaja. Un beso!