lunes, 9 de marzo de 2009

El batiburro.

Ay... me pasa como a tant@s compañer@s... no llego. No llego a la amplitud que han tomado los proyectos, todos los días hacemos tantas cosas, y queremos llegar a tantos sitios, que invariablemente tenemos que priorizar y centrarnos. Parece que todo se nos queda pequeño, jeje y cuándo estás empezando a pillar ritmo, una novedad, un cambio, un obstáculo hace que todo se tenga que volver a retomar y reorganizar... no me quejo, es la vida en estado puro. Y la verdad es que me parece un lujo, por ahora, poder seguir viviendo así.
Para muestra, un botón.
Nuestra adorada abuela Carmela que nos ha cumplido 100 años!!! le hicimos una minifiesta, amenizada con los payasetes de los peques, jeje, y como mi hermano le regaló la colonia de Carmen Sevilla, jajaja, y venía con un pañuelo de seda azul, se le dió por ponerse a cantar coplas y tangos, jajaja. Es una fenómena mi abueloski, y cada día más guapa!!
Nuestra adorada Miriam, también estuvo pasando una tarde con nosotros, y aprovechamos para que se disfrazaran, jeje. Y este fué el resultado, entre princesas, reinas y pollitos andaba el juego. Cómo ha crecido, mi mediahija, jeje, y tan guapa!!
Y la verdad es que siempre pensé que la receta de los churros era complicadísima, jeje, y el otro día nos pusimos a ello, Lidia de capitana, porque le apasionana, y nada más fácil!! vaya panzada que nos dimos, jeje!!Y metidos en todo este mogollón, hemos perdido un dienteeee!! jejeje, así como os lo cuento. Terminó de comer, en casa de los abuelos, se fué a la huerta a jugar con el primo al fútbol, y cuándo se metió en el coche para marcharnos, ya iba así, sin diente, jeje. Se puso nervioso, porque a ver si por haber perdido el diente el famoso ratoncillo no le haría la visita... quería dejar la puerta de su habitación abierta, no fuera que no pudiera pasar, quería hacerle una escalerita con las construcciones, no fuera que no se podría subir a la cama, jejeje...hubo suerte, el roedor vino, le dejó unas monedas, y un cuento... le encantó.En la huerta, por el mal tiempo de este crudillo invierno, no hemos adelantado mucho, pero algo se ha ido haciendo. Las lechugas que sobrevivieron al temporal, están en estado hibernal, jeje, no han crecido mucho, y hemos añadido unas berzas, que con el agua de estos días han revivido cuándo ya las dábamos por perdidas. Hemos plantado ajos, un pino de Navidad, jeje, unos narcisos (llamados cucos, en algunos sitios), y mi minijardín de aromáticas que me está quedando chulísimo (romero, tomillo, tomillo cítrico, hierbabuena, lavanda, salvia, ruda..) y también están brotando unos esquejes de hortensia que trajo el amigo que comparte curros con nosotros. Estamos pendientes de plantar unos brécoles que crecen en mi balcón, jeje, aloe vera, y ya empezar a sembrar lo de la temporada, a ver cómo se nos va dando...
Desde kanguras estuvimos organizando un taller de Primeros Auxilios enfocado a los peques, que estuvo interesantísimo. Tanto, jeje, que Hadri y Lidia se sentaron en primera fila, y no pestañeaban (ya sabéis la fascinación de los niños por palabras como golpes, sangre, quemaduras, caídas, ahogamientos, etc...). De hecho, cuándo la enfermera de pediatría que daba la charla quiso hacer una demostración de la famosa maniobra para los atragantamientos, jeje, les pilló de voluntarios, y se dejaron, tan anchos, jeje. Luego en un rato ya se cansaron y se marcharon a jugar fuera, pero les gustó, y ahora haremos algo del tema, seguro.
Y para colofón del batiburrillo de cosas, hemos jugado nuestro primer partido oficial de liga de pre-benjamines!! Aunque la liga empezó después de Navidades, hasta ahora nunca habían convocado a Hadri. Es natural, hay niños que llevan más tiempo jugando, son algo mayores, están más centrados (el Hadri es como un cabritillo desbocado, jeje), así que este sábado, como jugaban contra los colistas y había menos peligro, el entrenador pensó que era una buena oportunidad de convocar a los chicos que aún no habían jugado, y no os podéis imaginar la ilusión que les hizo y lo nerviosos que estaban. Nos encantó y emocionó especialmente ese momento en el que el entrenador le mandó quitarse el jersey porque ya lo iba a sacar al terreno de juego, y lo trató con tanto cariño y camaradería, y Hadri estaba radiante (después le tendría que gritar en un par de veces, "Hadriii, tranquilo, no te pongas nerviosoooo" jejeje). Bueno, que ganamos 9-0... y ahora ya sabe lo que es estar convocado, jejeje.

Terminando ya con las varietés, quiero también dejaros el enlace de un nuevo blog que nace con mucha ilusión. La ilusión de que sirva de referente de la asociación de familias por la libre educación, de nuestras inquietudes, del compartir, del informar, y del trabajar hombro con hombro para que la libertad de enseñanza no sea solo una frase bonita e inútil en la Constitución Española. Espero que os guste.

http://aleenred.blogspot.com/

7 comentarios:

Ale dijo...

qué bien que nos informas!
=)
No deja de impresionarme lo grande y guapa que está Elisa, conque ya es toda una compañera de juegos de Lidia =O
La abuela estrella sin comentarios, preciosa!
Un abrazo a Hadry por el diente perdido en batalla (qué risa) y por el juego.
las lechugaaas, tienes que poner una foto más cercana compañera! que no las veoooo...
Jardín aromático =) mmhhmm suspiro falta la mazanilla ¿no?

Silvia dijo...

Marta que lindo tu nene que repentinamente no tenia diente! Lo mismito le paso a mi Sean. Yo no esperaba que los empezara a perder a los 4 años, pero ya se le fueron dos. Y se le fueron porque nunca los hemos podido guardar, despues de una comida resulta que ya no estan!
Lei que andas con mil cosas, pero si un viernesito te animas, hemos movido el Diario que inicie en mi blog para este dia. Nos encantaria tenerte!
Un abrazo,
Silvia

MartaSada dijo...

Ay Ale, jeje, plantaré manzanilla en tu honor, jejeje. Y sí, Elisa ya es compañera de juegos de todos, está que no para, la tía!! te partes de risa cuándo llega por la puerta diciendo, "hija, hija" llamando a Lidia, porque están jugando a las madres, jajaja...

Guau, Silvia, pues sí que me parece muy pronto perder dientes con 4 años, pero es que cada personita es un mundo, la verdad, y tan variado!! Un diario los viernes? no sé qué es eso, pero me entero, y si puedo, claro que os colaboro!!
Un beso a las dos!!

amigos homeschoolers dijo...

¡Cuantas cosas!
Que pasada que tu abuela ya tenga 100 áños...
Y me ha encantado ver a las nenas con los disfraces y a Hadri sin diente :-)
Besos

Airenita dijo...

Empiezo por felicitar a tu abuela, que recuerdo lo contaste y entonces "marzo" parecía tan lejos. Y ya tiene los 100, pero fijate como pasó el tiempo. Miriam super crecida! y tus niñas también. En el sistema Waldorf dicen que el interés por la lectura y escritura viene junto con la perdida de los dientes de leche, ¿notaste algo? dicen que es cuando los niños empiezan a estar preparados... No sé si es verdad pero hace gracia. ¡besos amiga!

MartaSada dijo...

Muchas cosas, si, jeje, y las que se van quedando en el teclado, no? jeje. La verdad es que este invento del blog, me ahorra muchos correos electrónicos que me reclaman que les cuente algo, jejeje, aunque ya sé que las cosas gustan más, personalizadas.
Pues... lo que me comentas, Airenita... sí que parece que esta temporada le atrae la lectura (un poco antes de lo del diente, la verdad, jeje), pero muy de tarde en tarde, ya sabes...
Ayer precisamente charlaba con unos amigos que tienen dos chicos ya de 10 y 8 años, y me decían del salto en forma de "reflexionar" que se produce sobre los 7-8 años, así que, jeje, esto es un sinvivir, jajaja, cuándo te empiezas a acostumbrar a algo, ya llega la siguiente etapa, jajaja... Un beso a las dos!!

paloma dijo...

Bueno felicidades a la abuela...100añitos que pasada!!! y se la ve como a una rosa.
Gabriel también ha perdido en estos días su primer diente y estaba emocionadísimo con lo del ratoncito...Bueno yo calculo que en mi casa va a haber ratón, si Dios quiere, para unos ¿15 años? ja,ja...
Respecto a lo que comentan en la pedagogía Waldorf de la caida de los dientes, en parte yo si lo noté con el mayor. A él se le cayó el primero con siete años y efectivamente empieza una nueva etapa...pero te diré que el interés por la lecto escritura, ja,ja...eso quería yo amiga pero...algunas cosas de palacio van despacio. Uf!!!!
Muchos besos y que no decaiga el ánimo.