jueves, 14 de mayo de 2009

Diario de una mujer sencilla

Es la primera vez que participo, jeje, ha sido divertido!!

Afuera de mi ventana por ahora hay oscuridad, es tan temprano que aún no amaneció. Madrugo mucho habitualmente, pero hoy aún más porque tengo que llevar a Hadri a hacer una analítica, pobre, qué valiente es, es la segunda en seis meses y no se queja nada, jeje. En la revisión de los 6 años “según las tablas del Sergas, servicio galego de saúde”, presentaba obesidad leve, y un poco de colesterol. Bueno, hemos corregido la dieta, y ahora hay que ver los resultados. La “obesidad leve” ha desaparecido, y espero que el colesterol, también.


Estoy pensando que hoy es Viernes… y que no me ha cundido nada la semana!! Jaja, todos los Lunes hago “zafarrancho” de limpieza en mi mesa de trabajo,y en mi “cabecita que no cesa”, como el rayo de Miguel Hernández, jeje, e invariablemente todos los fines de semana vuelve a estar caótica y sobrecargada... fff.


De los lugares donde aprendemos, este año con el mal tiempo aún no hemos podido darnos el gusto de pasarnos unas tardes en nuestro “paseo ermitaño” favorito, en la Punta de San Mamede, un roteiro senderista por el bosque, que termina en unos preciosos acantilados sobre el mar. Espero que no termine Mayo sin poder darnos una vuelta por allí.


Me siento agradecida por haber aprendido estos últimos años a “aprehender” los momentos diarios, y saborearlos con una sonrisa. Ayer por la mañana, fui con mis tres kalandrakas a casa de la amiga inglesa que les da clase una vez a la semana. Como ella tiene un niño de tres años que entrará este año en infantil, y habla poco español (con su madre, que es con quién está habitualmente, no lo necesita, jeje), ella tiene miedo que la adaptación al cole sea dura por esto, así que hemos hecho un intercambio, a mayores de la clase semanal, quedamos una vez a la semana por la mañana, ella da más clase de inglés a Hadri y Lidia, y yo con los dos pequeños (Elisa y Benjamín), intentamos hacer juegos, cuentos, etc, en español.
Pues, caminando los cuatro por la calle que lleva a casa de Joanne, Hadrián y Lidia se adelantaron, y “abordaron” (como es habitual en ellos) a una señora que conocemos porque va todos los días a dar de comer a unos gatos callejeros que viven en el “Curruncho”, un merendero al lado de la playa que hay en Sada. La saludaron, y le preguntaron si ya había ido a dar de comer a los gatos… ella se rió, y les dijo que aún no, que iría más tarde.
Entonces ella les miró y les dijo, “Qué pasó? Hoy no hay escuela?”, y Lidia le contestó, “No, es que nosotros no vamos al cole”, “Qué no vais al cole?”, “No, estudiamos en casa”… “Ah!! Pues qué bien, así tenéis mucho más tiempo libre…”.
Afortunadamente, hay mucha más gente de la que creemos, a la que no hace falta dar más explicaciones…


Desde la cocina, aún huele a curry, jejeje, cada vez que utilizo uno que me trajeron mis hermanas de su viaje a Turquía, se queda el fascinante olor varios días, jajaja.

Que traigo puesto, jeje, aún el pijama. Y partes distintas, jajaja, no suele ser habitual en mí, pero yo creo que esta temporada, este preciso detalle, entre muchos otros, denotan el profundo caos vital en el que vivimos, jajaja…


Estoy leyendo, cuentos, muchos cuentos, estoy trabajando en el diseño de un taller de creación de cuentos, y no paro… además, empezado desde hace más de un año, y sin terminar, jejeje, por razones obvias, “El arte de saber vivir” de Arthur Schopenhauer, jeje, en el que en su edición castellana empieza con la espectacular cita, “El arte de torear, no consiste en engañar al toro. Consiste en desengañarlo.”…


Lo que espero, buf, muchas cosas, pero por cercanía al día de hoy, y de lo que tengo que hacer, que Hadri haya dejado de tener colesterol, jeje.


Estoy escuchando, el ventilador del portátil, jejeje, y la gata pidiéndome el desayuno, jejeje.


Estoy creando a medias con ellos, una baraja musical que sacamos de doslourdes.net, y lo estamos pasando pipa, coloreándola, y viendo qué juegos podemos inventar con ella. Esta temporada están empezando a disfrutar de juegos de mesa, y eso mola!!


Por toda la casa, qué os voy a contar que no sepáis…jajaja, juguetes, ropa, libros y desde aquí, jejeje, veo una toalla y dos bufandas del Barça, jajaja, por el sofá… se nota que el Miércoles lo pasamos en grande, no? Pues eso, jajaja.


Una de mis cosas favoritas… desde hace unos añitos… esta tranquilidad de mis mañanas tempraneras.


Algunos planes para el fín de semana, pues mañana por la mañana, vamos todos (menos el papi, que curra de noche) a la reunión quincenal de las Kanguras, el grupo de apoyo a la crianza del que formamos parte. Ellos se lo pasan en grande, porque el centro cívico dónde nos reunimos tiene parque y hay muchos niños conocidos de la asociación. Y por la tarde, aún por confirmar que se los quieren llevar los tíos (mi hermano y su mujer) a algún sitio, no me quedó claro a dónde, jeje…? Será que tengo tarde de sábado libre? Jeje, si es así, aprovecharé para ver a mi abueloski Carmeliña (mi centenaria favorita), jejeje.


Una foto que pensé compartirles, jejeje, Elisiña intentando aprender a hacer la voltereta. Vió a sus hermanos, y quiso imitarles, pero se quedó así unos cuántos minutos, comprobando su estabilidad y equilibrio, jejeje. Ni que decir tiene que al final, le pudo más la prudencia, y desistió… otra vez será, jajaja.

7 comentarios:

Meninheira dijo...

hahaha qué riquiña Elisa :)

paloma dijo...

El libro que comentas debe estar bien, pero claro para leerlo una sola tranquilita. Siempre me rio un montón con la manera que tienes de contar las cosas. Al final me vais a enganchar también al diario este y ya no puedo masssssssssssss. Besitos.

Mundo de Ariadna dijo...

BIENVENIDA AL DIARIO!!! espero que paseis un feliz fin de, los niños disfrutan mucho en reuniones de ese tipo, verdad??
un abrazo

lalit dijo...

Me encantó el diario... aunque muy senzilla no pareces ;-)

bailadora dijo...

Non sabía que tiveras a Hadri con colesterol... ai ai ai... menos cuchipandi e máis froita, jajajaja

Moitos bicos

Diana
(cambiei de nick, e volverei a cambialo, ando indecisa, jajajaja)

Ale dijo...

Ay Marta me encanta leerte y ahora en versión "diario" pues qué te digo...si, lo mismo que Lalit, nada sencilla!
Un gusto leerte.

Y PD yo me he escabullido de comenzar a bloguear el "diario" es que me da cosa que no me alcance el tiempo...a ver por cuánto tiempo más me resisto jejeje...

Besote.

Ah otra PD, si se van los niños dedícale el sábado al Julyyyy!!! que les caerá bien a ambos ;)

Silvia dijo...

Mujer, como bien dicen todas, es una alegria leerte! Que bien describes. Pude imaginarlos por ese caminito en el bosque que lleva al mar y a tus niños platicando con la señora de los gatos.
Me senti igual que tu, con un montonal de papeles y planes sobre la mesa y dentro de la cabecita loca que no para de ideas pero pocas se concretan y finalizan...
Te agrego ahorita mismo a la lista de diarios de este viernes para que quedes guardada para la posteridad jajaja.
No cabe duda, todas somos complicadas pero vaya que sabemos disfrutar de las cosas sencillas en familia.
Besos a todas.