lunes, 7 de septiembre de 2009

De fútbol y mudanzas...




Hadri estaba nervioso, jeje, la selección española jugando contra Bélgica en Coruña, guau. La oportunidad para ver a su David Villa del alma, la oportunidad de entrar por primera vez en un estadio de fútbol... (eso que solo pudimos ir a los entrenamientos, jeje, la dura vida de la familia numerosa, jeje, es así...).
Le encantó ver el Museo de la Selección española, que montaron en una carpa en los aledaños del estadio, le emocionó ver la famosa Copa de Europa, ganada hace un año, y sobre todo, le llamó mucho la atención las botas y las pelotas antiguas, imaginando cómo se jugaba al fútbol antes.

Este fin de semana, hemos estado ayudando a unos amigos a una mudanza. Pero no ha sido una mudanza cualquiera... ha estado cargada de emoción y buenos momentos. Nuestros amigos Joanne y Simon llevaban dos larguísimos años restaurando una pequeña casita en el campo. Hemos vivido cada piedra que han puesto, cada madera, cada rinconcillo. Ha sido duro, han traajado a destajo, todo con sus propias manos, con muy pocos recursos, incluso recogiendo enseres (ventanas, puertas, muebles usados) en escombreras y restauránodolos, convirtiendolos en lo que para mí, son verdaderas obras de arte... así que al fín, este fín de semana, como ya tienen lo básico, aunque les falte mucho, se decidieron a mudarse ya definitivamente. (El detalle, jeje, estaba en que había que mudarse de un quinto sin ascensor....jeje...).
Simon, que es un carpintero de primera, grabó una preciosa cita en el marco de la puerta de entrada, en latín, que viene a decir algo muy cierto, "que de una pequeña casa, puede surgir un gran hombre"...
Los niños, entre los míos y los de ellos, cinco, jeje, ajenos a todo, se dedicaron casi todo el rato a jugar en la calle, y en la casita, a enseñarse los rincones de la finca, esos bosquecillos privados dónde ya han hecho una casa en un árbol con unos palés, y un par de columpios. Desde aquí, a nuestra querida familia Barr, les deseamos tanta buena vida, y calor de hogar en esta nueva casita, como el amor y energía que han puesto en ella!!.




3 comentarios:

Meninheira dijo...

Es preciosa la casita!! que la disfruten :)


(qué estironazo pegó ese niño, Jesus!)

besitoss

Ipe dijo...

Realmente es una casa de cuento de hadas... que fin de semana más intenso. Me he reído mucho con los comentarios futboleros... yo no se quienes son esos súper héroes, pero recuerdo una vez que nos encontramos con futbolista X en Madrid... y Pedro se emociono tanto, tanto... y yo me preguntaba ¿donde lo habra visto? en esa época no teníamos tele... como ahora.

Cariños

MartaSada dijo...

Sí que es una casa de ensueño, y poco a poco lo será más, porque ahora, al vivir en ella, la irán poniendo a su gusto. Ya os pondré más fotos más adelante, porque allí pasaremos por lo menos una tarde a la semana, que los chicos van a inglés una hora semanal con Joanne. Lo de la emoción futbolera, jeje, si que es difícilmente explicable, para mí, todo un misterio por resolver...veinte millonarios a pataditas, jejeje...un beso!!