miércoles, 16 de diciembre de 2009

Biocultura 2009











Y nos liamos la manta a la cabeza, y Hadri, Lidia y yo, nos animamos a ir a Biocultura, a Madrid, a echar una mano en el stand de ALE (Asociación para la libre educación, www.educacionlibre.org). La verdad yo tenía muchas ganas de conocer la feria, de volver a ver a Azu, a Mari Cruz y José Mari, y ponerles cara y voz a algunas de las bloggueras “con solera” jejeje. Y así pudo ser. Tuve el placer de poder saludar en persona a Cristina (las fotos no le hacen justicia a Ananda, es mucho más bonita al natural), a María, y pude tener una divertida charla con Paloma, en la que sin conocernos de nada (solo de estos lares bloggueros), jeje, daba la impresión que nos conocíamos de toda la vida, jeje, así funciona esto de la blogosfera, jeje, dónde una va poniendo cachitos de su vida sin pensarlo, y después resulta que sí te leen, y si se acuerdan de tus cosas, jeje. Un verdadero placer, señora de las paideias, jeje, que menuda panda de angelitos/bichitos que tienes, jejeje, rubios y con pelos rizados y unas caras de pillos!! Es verdad que al final son mucho más enriquecedoras las relaciones personales, pero hay momentos en la vida, con muchos bebés a bordo, que se hacen complicadas, y la blogosfera ayuda mucho a sobrellevarlo, es cierto.

Tuvimos el placer también de conocer a alguna gente de Epysteme, la escuela a distancia dónde están matriculados Hadrián y Lidia, y desde aquí mando un abrazo muy fuerte a Isabel (la secre de Epysteme) que me encantó conocerla, es una mujer superdulce, además de madraza universal (tuvo que echarme una mano con Lidia el último día que estuvimos porque se puso mala con mucha fiebre, del puro agotamiento, yo creo).

Nos divertimos en la charla que se dió desde ALE, Lidia se empeñó en que quería sentarse al lado de Azucena, y Azucena estuvo encantada. Se presentó nuestro libro (y digo nuestro porque además de pertenecer a la asociación, hicimos una pequeña colaboración personal). La verdad es que es un libro muy actual (“Educar en casa, día a día”, ed. Obstare), y con una visión de la educación en casa muy moderna, visionaria, y muy del siglo XXI. Está claro que las cosas tienen que cambiar, en formas de enfocar el aprendizaje, y la educación en casa se presenta como lo que es, una solución puntera y completa.

Después de la presentación del libro por parte de Azu, Kika, una mamá que educa en casa en Madrid, se ofreció a contar su experiencia, y la verdad es que lo hizo tan tierno y entretenido (con un powerpoint sobre su día a día, y su camino para llegar a tomar esa decisión) que se nos pasó el tiempo volando (mirad como la mesa de las oradoras era todo un lujo, jeje).

Pero si la feria tuvo un nombre y apellido ese es sin duda, el de Azucena Caballero. Ya nos habíamos conocido en la Asamblea General de ALE, y cuándo salió elegida nuestra candidatura, ella de Presidenta, y yo de Vicepresidenta, porque sino la Asociación se tendría que disolver (no había candidatos a los cargos), no podía imaginar que tendría el inmenso placer (y las dos sabemos que no son solo palabras) de conocer y sentir la generosa compañía de una mujer así.


Educando en casa, trabajando fuera por las tardes, y además como tutora en Epysteme, la escuela virtual a distancia de la que forma parte, se deja la piel a tiras. Y aún tiene la generosidad personal de atender a la asociación (ALE), estar siempre apoyando a las familias que tienen problemas legales, a las familias con dudas, a medios de comunicación, a otras asociaciones, a cualquiera que se acerque a preguntar o a pedirle una charla.

Y fuera de todo esto, en las complicadas y agotadoras horas de Biocultura, aún tiene la amabilidad de invitarte a una horchata (ecológica, jaja, por supuesto), y el corazón de compartir unos bocatas tortilla (ecológica, jaja, por supuesto), tiradas en los cojines del espacio para los niños de mamaterra, y decirte que tienes unos niños preciosos, jejeje.

No puedo imaginar mejor compañía para esos dos años que dure nuestro trabajo asociativo en la junta directiva, porque sé que a dónde yo no llego, ella estará, y me esfuerzo por estar a la altura. (párrafo que no quiere para nada ser desmerecedor del resto de la Junta Directiva que me parece un auténtico lujo!!!).

Este tipo de ferias son agotadoras, eso es cierto. Son muchas horas (de 10 a 20) allí, más las que en una gran ciudad tienes que hacer para desplazarte al lugar dónde estés, en nuestro caso, casi una hora de metro, y otros veinte minutos caminando, desde la boca del metro hasta el piso que nos prestaron…o sea, que cuándo llegábamos al portal, no éramos personas, la verdad. Sobre todo, jeje, porque en nuestro relajante fondo marino, jeje, no estamos acostumbrados a este ritmo…

Me traigo los aromas cítricos del puesto de inciensos que teníamos al lado, el sabor de los pasteles árabes que teníamos al otro lado, las miradas agradecidas de algunas personas que venían exclusivamente a hablar con nosotros porque ya tenían en mente la educación en casa, y necesitaban ese calor y esa pizca de seguridad que da conocer a alguien que ya estuviese haciéndolo, un ratito disfrutado con Hadrián en un precioso puesto de instrumentos musicales artesanos hechos a mano y las risas en el avión de vuelta cuándo el azafato presentaba sus cupones del “rasca-rasca”, jajaja (hay que reconocer que la tripulación de los vuelos de bajo coste, son un cachondeo, jejeje, nada que ver con aquellas sobrias e inexpugnables azafatas de Iberia, jajaja, ¿me estaré haciendo vieja?... probablemente, jajaja)

9 comentarios:

Marcela dijo...

si, Azu es una máquina! y yo soy su fan, jeje
a parte hablar con ella te refuerza la autoestima, jaja

bueno, yo no pude ir porque tenia una boda( por compromiso) pero bue...

tengo ganas de conocerte Martita! y a tus cangrejitos!

1beso, me alegra leerte nuevamente por aqui

cristina dijo...

¡Gracias por el super piropo a Ananda! Yo por desgracia no pude hablar mucho contigo porque fui de visita super rápida, y apenas pude achuchar a Azu y a Mari Cruz. ¡A ver si nos conocemos en otra más tranquilas!

Y completamente de acuerdo con el comentario de Azu ¡Es total! Una mujer llena de energía, alegría, generosidad y fuerza.

Un beso Marta y Feliz Navidad a ti y a tus cangrejos.

El Mundo de Ariadna dijo...

Muchas gracias por acercarnos biocultura a casa!

paloma dijo...

¡¡¡¡Iba a dejarte un saludito y me encuentro con esto, je,je...!!!!
Pues lo mismo un placer conocerte...cuando me dijeron que estaba Marta la de cangrejos allá que voló la señora de las paideias...Muchos besos y Feliz Navidad!!!!

carrillejoisasi dijo...

Aunque llegue un poco tarde, y seguramente ya pocos lean este comentario...Yo no hubiese descrito mejor a Azucena Caballero. A mi me cambió la vida conocerla hace más de cinco años.

MartaSada dijo...

Pues todos de acuerdo, nada más que añadir, jejeje!! Azu for president forever!!!

Ipe dijo...

Marta, que lastima... yo también estuve en Biocultura y me hubiera gustado conocerte.. pero no sabía...

Yo estaba en otro stand (también de una escuela a distancia) y contando cuentos, creo que es muy bueno que el movimiento crezca y que la diversidad se manifieste.

Celebro que las cosas vayan a tu gusto y espero que podamos conocernos y charlar... ya sabes que yo opino que "donde todos piensan igual nadie piensa mucho" por eso creo que la diversidad es una valor y no un enemigo.

Cariños inmensos

MartaSada dijo...

Pues para la próxima será! y sí, totalmente de acuerdo, las ferias son una lugar único para la diversidad, jeje. Un saludo!!

Sorina Oprean dijo...

Pues sí, yo tampoco puedo definir mejor a Azu. Gracias a ella sé todo lo que yo sé, es maravillosa y siempre ha tenido confianza en nosotros y nos ha hecho crecer como personas.
La verdad es que es una gran maestra y todos tenemos mucho que aprender de ella.
Un beso