martes, 9 de noviembre de 2010

Reporteros del National Geographic.






Todo empezó por la mañana. Hay costumbre de ponerles migas y maíz en un cuenco a los pajaritos en el jardín. Pero ese día, nuestros reporteros dicharacheros, querían ir a más. Prepararon todo con sumo cuidado, para apostillarse en lugar oculto y ser testigos del acercamiento de los gorriones, verderolos y petirrojos que frecuentan nuestro jardín. Y aún más... querían tener pruebas gráficas de su zampa, jejeje.
El resultado fué una mañana de infinito cultivo de la pacienca, jeje, y de unas hermosas fotos, que les emocionó muchísimo poder sacar, después de tanto esfuerzo.

3 comentarios:

En casa dijo...

¡Qué bonito! Felicitaciones a los pacientes ornitólogos. :)

♥ meninheira ♥ dijo...

Pues también es muy bonito nena, de chafalleiro nada :)

MartaSada dijo...

Gracias, gracias, chafalleiro no, pero totalmente improvisado, que es lo que mola, jejeje. Un saludo a las dos!!