jueves, 18 de agosto de 2011

Nueve años no son nada, pero lo son todo.










Y parece que fué ayer que "habitaba" mi cuerpo, siendo uno con mis latidos, con los sonidos de mi intestino, con mis pasos...
Creció dentro de mí. Hizo de mi útero su casa, su primera casa, y tuvo que salir al mundo de una forma forzada y fría, pero que mis brazos y mi inexperiencia de madre, intentaron por todos los medios calentar. Pero él fué el que realmente llenó de calor mi vida. Calor mamífero, calor de estar viva, calor de dar importancia a los sentimientos, a las emociones, a las risas y a los llantos, calor de madre.
Y nada fué igual. Empezó el difícil camino de re-conocerse, con momentos duros y momentos sublimes, la vida, ya sería para siempre así. Nada de medias tintas, con el amor incondicional de los niños no se juega.
Las implicaciones de la maternidad en la vida de una mujer, son insondables, jeje, pero en la mía, ni yo misma llego a alcanzar su comprensión. Porque ya no hay que comprender, nada es razonable, solo hay que sentir, y dejarse llevar.
Hadrián cumple nueve años, con sus risas, con su seriedad de "niño mayor", con sus arrebatos, con sus caras concentradas y su determinación. Se sube a los sitios, explora, no para quieto, tiene mucha actividad física, deportiva, pero también es capaz de sentarse o tumbarse en el sofá durante horas, y leer... su aspecto de "niño despistado" que "no se entera" descoloca y confunde a quién no está acostumbrado a que en realidad, se entera de todo, y lo procesa todo con una concentración que da miedo, jeje.
Siempre está dispuesto a salir, a ver gente, a jugar. Puede ser dulce y tierno con los niños más pequeños, y al tiempo se le acaba la paciencia al minuto con sus propias hermanas.

Miniño cumple años, y yo también...

6 comentarios:

Alana dijo...

Qué entrada más bonita!! FELICIDADES FAMILIA!!!

Lídia dijo...

Precioso, puro sentimiento al desnudo!... Y ese amor incondicional es el que reflejan las risas, la alegría y la salubridad de vuestros tres hijos, guapísimos, los tres! Felicidades y a cumplir muchos más! Besos!

Anahi dijo...

Muchísimas felicidades Hadrián!! Y muchísimas felicidades a tí, por 9 años de valiente maternidad!

MartaSada dijo...

Gracias a las tres, por entrar, leer y comentar. Un abrazo!
(Anahí, ya sé que me dirás lo de una común amiga... ¿cómo se le ocurre cumplir al Hadri el día de los caneiros?, jajaja, cosas de la vida, jajaja).

Anónimo dijo...

Es bonito y es verdad, no hay revolución personal más profunda que ser madre.
Muchas felicidades a Hadri y espero que haya disfrutado un montón su celebración. Sergio me recordó la fecha.
Besos desde Ponfe!

MartaSada dijo...

¡Tocayaaaa! cómo madrugamos, jaja. Nos faltásteis vosotros en el Lubre´s day!! jajaja. Abrazo fuerte!! (a ese Sergio no se le escapa una!! jeje).