sábado, 3 de diciembre de 2011

Curreles.


No todo en la vida es jauja, ya lo sabemos, y así lo vamos aprendiendo. Una mañanita entera limpiando la entrada dónde tiran palos, bicicletas, patines y demás logística, fué lo suyo. Y cuándo se ponen, se ponen, jejeje.

2 comentarios:

Lídia dijo...

Felicidades para los currantes! Y para los papás que los educan!
Si pasáis por nuestro bloc, encontraréis un premio!

MartaSada dijo...

Ya te echaba de menos, jajaja. Para allá voy!