domingo, 1 de enero de 2012

Batiburro navideño.







Como todo no tiene que ser trabajar, también hemos estado dejándonos llevar por las diversas actividades que nos trae la Navidad. Paseos urbanos y aldeanos. Postales para la gente que llevamos en el corazón (no sé porqué mis hijos tienen una habilidad especial para adivinar quien de todos los familiares y amigos necesita más esa compañía, y se la dedican).





Y además, un compromiso adquirido cuándo estuvimos en la sesión de plenos en el Ayuntamiento de Sada, que era llevar alguna figura al belén de la Casa de la Cultura, hecha por los niños. Nos sirvió para contar durante varios días una preciosa historia sobre una camella, de Gloria Fuertes, una gozada.

FELIZ ENTRADA DE AÑO A TODOS LOS QUE NOS LEÉIS, de lo demás, ya nos iremos ocupando, jeje



1 comentario:

Lídia dijo...

Que entrada más linda, Marta! Me han encantado todas las fotos!
Feliz Cada Día!!!!