martes, 3 de abril de 2012

Marzo, Marzal, pola mañan cara de rosa....


Han llegado los calores, y de qué manera. Y con eso siempre nos llega un subidón de actividades al aire libre, cuestión que los cangrejos, agradecemos infinitamente.
La playa es uno de nuestros lugares “santuario”, jeje, y allí siempre se aprende, siempre...





 
Es la hora de ponerse las pilas con la huertiña, y para arrancar para nuestra nueva ubicación hemos estado trabajando en poner el jardín de atrás en condiciones. Hemos hecho un cerrado para todos nuestros geranios, hemos limpiado jardineras, y nos hemos encontrado con una sorpresa, jeje, que ha dado pié a una hermosa historia...
En una de las jardineras en las que vaciábamos la tierra para mezclarla y oxigenarla, ha aparecido una minizanahoria, que habíamos plantado en el balcón hace un par de años. ¡Guau! A los niños les dió un subidón porque se acordaban perfectamente de la experiencia de sembrar zanahorias, jeje, y a Elisa, especialmente, le dió ternura, y dijo que se ocupaba de la pequeña planta superviviente... La ha trasplantado a una maceta mayor, y dice que se hará cargo para llevarla a la nueva huerta. Mola verla tan implicada.









 
Además de esto, parte de las mañanas las dedicamos a resolver enigmas, jeje, desde CEL se propone, y nuestros cerebros se resquebrajan para responder, jejeje... no es nada fácil, y aunque se ponen pronto las respuestas, después las elucubraciones nos duran varios días, jejeje. A Lidia le está gustando mucho participar en el foro, y lo pide cada mañana, ver si hay contestaciones a sus mensajes, se divierte pensando las respuestas.

En una de nuestras habituales visitas a la biblioteca, nos hemos encontrado con una exposición de cuadros de un módulo de mujeres que están en la cárcel de Teixeiro... ha sido muy espectacular, ver lo que pintan... le suelen poner colores muy vivos a sus sueños... además nos hemos acercado a su blog, y nos ha gustado leer sus historias y reflexionar sobre todo el tema de las penitenciarías en sí.





Y Lidia, se ha apuntado a una actividad propuesta por Cel Galicia, un taller que se propone desde la Escuela de Arquitectura, y que se llama “Desde mi sofá”, con la colaboración de la Fundación Luis Seoane. La propuesta es una mañana de sábado, con varios programas de ordenador haciendo algo sobre ciudades, y monumentos, compartido con más niños de esas otras ciudades. Vino muy contenta, y estuvieron haciendo una Puerta del Sol en porespán, hablando con niños de Madrid por skype, mientras esos niños hacían allí una Torre de Hércules. Compartieron anédotas, información y algunas postales.

Con los climas hemos seguido investigando, y tenemos por la mitad un interesante documental sobre la vida de los esquimales, Nanouk, el esquimal, que dará por concluída nuestra reflexión sobre la tundra.


A los cangrejos nos gusta mucho regalar, regalar siempre, cualquier día y a cualquier hora. Pero no regalar algo comprado, sino hacerlo, o reciclar algo que nos gustó a nosotros en otro momento. Así, Elisa se ha pasado toda una mañana preparando un regalo para una amiga. Se lo toma tan en serio y trabaja tanto, que es una gozada verla, jejeje.

 Los que nos seguís habitualmente sabéis que jugamos a todas horas, así que no me caben en la entrada de blog todo a lo que se juega libremente en esta casa, porque sería interminable, jeje. Pero si destaco dos momentos de juego, cuándo todo es un poco más elaborado, y ha requerido un trabajo previo, o ha enlazado con algo que ha llegado al día a día, y que estamos resolviéndolo para interiorizarlo.

Lidia trajo un libro de la biblio, escogido por ella, sobre el diario de un niño secuestrado por los piratas. Ese libro se lo ha leído de principio a fín, con gran entusiasmo, contándome mil anécdotas, haciendo mil preguntas.
Una mañana, se levanta, y lo primero que hace, es pintar en un papel una calavera. Después me tiene una hora describiéndome varios tipos de banderas piratas que venían en ese libro. Y finalmente, cuándo yo ya hacía otras cosas, bajan ella y su hermana, vestidas de piratas, jeje, y toda la mañana fué una verdadera expedición, con luchas, secuestros, barcos, y todo lo imaginable... además de un buen rato pidiéndome que le ayudara a buscar “Las Antillas” en el mapa....






 
El otro juego elaborado lo hicieron con unos amigos que vinieron a pasar una mañana en casa. Organizaron una boda, con varios pañuelos hicieron el vestido de la novia, hubo padre de la novia, fotógrafo, sacerdotisa, anillos de boda, música nupcial, y dos novias! Jajaja. No quiero contaros cómo me dejaron el jardín de arroz, menos mal que hay muchos pajaritos agradecidos, jajaja.

El resto de juegos de esta temporada, tienen mucho que ver con el entorno. Siguen las profesiones (el despacho de Lidia), y se ha incorporado uno nuevo sobre “ir al instituto”. Solo que ese juego les cansa “porque hay que estar mucho tiempo sentado”, jejeje. 





 
En relación a las profesiones, Hadri se ha pasado todo el mes, largos ratos de ventana de arriba, observando como el vecino de enfrente prepara la tierra... pasa monocultor, añade estiércol, hace surcos, añade algo que lleva en un cubo (suponemos que fertilizantes), vuelve a hacer surcos, echa semillas... ahora la intriga está en saber qué nacerá de ahí...

También nos hemos enterado que este mes traía un Día especial del Árbol, y como lo estábamos preparando, porque nos regalaron unos aguacates riquísimos, hemos plantado un aguacatero, a ver como va! Jeje, tenemos grandes esperanzas en ello... ñamñam. Nos cuentan que si la tierra es buena, en dos años podremos disfrutar de ellos...

Ha habido colaboraciones espontáneas en la cocina, jeje, además de que uno de mis proyectos ha sido poner al día mi libreta de recetas, que estaba esparcido por todas partes, y a Hadri el día del padre se le ocurrió hacerle un bizcocho de algarroba. Solo que en el caso de Hadri, una nunca sabe muy bien si el bizcocho es para los demás, o para él mismo, jajaja.



 
De la mano de un juego gratuito de ordenador que tiene a los cangrejos enganchados, el Wizard 101, Hadrián ha estado buscando libros sobre la magia, los hechizos, los druidas, las pócimas... solo los hilos “mágicos” de su propio cerebro sabrán a dónde llegará... Y de este hábito de jugar al ordenador, han salido este mes muchas otras cuestiones. Siempre hablamos del juego libre, también creo que es importante hablar un poco del aprendizaje a través de la conversación. A nadie se le escapa, que conversando, relajadamente, sobre inquietudes, y resolviéndolas, se aprende muchísimo. Y esto ha venido ocurriendo con mucha más frecuencia esta última temporada, en la que los niños van creciendo, y van preguntando sobre todo lo que les inquieta. Estos días hemos venido hablando largamente sobre temas muy diversos que han salido del día a día, o de conversaciones de adultos dónde no se han atrevido a preguntar. Hemos hablado de los peligros de internet para los niños, sino están sobre aviso de que hay gente que puede pretender engañarles o dañarles. Hemos hablado de lo que significan los traumas, cuándo uno tiene una experiencia dura, o violenta, y queda marcado por ella. Hemos hablado largamente de la importancia del agua en la vida (después buscamos un documental sobre ello) y reflexionamos sobre qué pasaría si se acabase el agua, o como sería esa primera vida en el agua...

 
Los eventos deportivos también han sido muy especiales este mes. Han marcado mucha de nuestra actividad de la mitad del mes hacia la fecha de la competición, 31 de Marzo, competición provincial de exhibición de taekwondo, en Betanzos.











Este año han sido pocos entrenamientos, comparados con el año pasado (dos meses intensivos, contra dos semanas este año), sin embargo los resultados han sido espetacularmente mejores, jejeje. El entrenador había dicho que con la exhibición de infantiles, dónde compite Hadri, solo les llevaría a la fase autonómica si quedaban primeros, y ¡ASÍ HA SIDO!.
Para las familias que solemos estar implicadas en los entrenamientos diarios, es duro. Allí les vemos sufrir con las piruetas que no salen, darse golpes con subidas en hombros que se desequilibran, caerse con mortales que no van bien centradas, uno que se olvida de poner una mano o un pié, y se produce un descalabro de todo el resto...buf. Por eso, cuándo llega el momento de la verdad, y estan todos en el tapiz, tan guapos con esos doboks impecables, centrados en sacar adelante todo lo que han estado trabajando, se te sale el corazón de sitio. Yo me juré a mí misma el año pasado, no volver a verles. Sufro mucho. Pero Hadri quiere que le grabe con el vídeo de la cámara de fotos, para verse y ver los posibles errores...no tengo escapatoria. Así que cuándo este año, grabando fuí viendo que en lo que podían fallar, no lo hicieron, y fué todo saliendo de cine...fff, respiré.
Solo queda por contar una pequeña anécdota divertida y una conclusión. Hadri y su amigo Thomas, que hacen taekwondo juntos desde el mismo año (empezaron a los seis), dos días antes de la competición, cuándo los llevaba a casa después de un entrenamiento desastroso y agotador, se juraban a sí mismos que “yo esto lo dejo, Carmiña, que es muy estresante”.... cuándo se vieron con las medallas de oro, jajaja, tuvieron un ataque de amnesia selectiva, jajaja. Pero eso no es lo peor, jajaja, creo que aún no se han dado cuenta, que esta medalla significa muchos más entrenamientos, porque ahora tienen que ir a la competición autonómica... 






 
Por el camino de el Natural Sport Sada, vamos haciendo muchos buenos amigos, y los momentos de esparcimiento son de muchas risas, así que por lo menos vamos compensando en cansancio, jejeje.

A mí, particularmente, fuera del tema de la competición, me gusta ver como se comporta Hadri en la pista. Charla con niños de otros clubs, que son compañeros suyos de fútbol, o se acuerda de otro niño contra el que combatió en otra ocasión, y charla un rato con él. Para mí eso es mucho más valioso que cualquier medalla.




 
Y para hablar de esto, como colofón al día deportivo de la competición, tuvieron una visita de lujo, en las instalaciones del club. Esa tarde, Gabriel Mercedes, medallista olímpico de taekwondo, por medio de uno de los entrenadores, vino a hacer una visita, y a charlar con los chicos. Fué muy emocionante escucharle, sobre todo por el punto de vista de que él, a la edad de los chicos del club, aún limpiaba botas en la calle, en la República Dominicana. Eso enseña mucha humildad, de la que todos andamos necesitados, jeje.
Me gustó como este deportista de élite habló largamente de este tema. La humildad, la humildad de pensar que la persona que compite contra tí, es como tu, y tienes siempre mucho que aprender de ella. Gabriel incluso dijo que le encantaba combatir con niños, porque aprendía muchísimo de ellos... eso les halagó profundamente.



 
Con CEL Galicia hemos estado haciendo varias actividades, como la mañana en el Castillo de Santa Cruz, o la mañana en la calle San Andrés, de Coruña, viendo como pintaba un graffitti un grafitero “profesional”. Fueron dos mañanas distintas y muy chulas. 

 
Por aburrimiento, no nos viene nada, jajaja, y ya casi llega corriendo ese mes, que a Sabina y a mí, nos robaron alguna vez... 



1 comentario:

Lídia dijo...

Mágica vida! Besos de colores, linda familia!