domingo, 10 de noviembre de 2013

No Setembre, colleita en non sembres.

(aviso a los fans de los cangrejos, por un error técnico en la selección de fotos, que se ordenaron por fecha, pero en sentido descendente, he escrito y resumido el mes de Septiembre al revés, jejeje, es decir de los acontecimientos de final de mes, hacia el principio, jajaja. Como cuándo me dí cuenta ya llevaba un buen rato lo he dejado así, espero que la novedad no distorsione mucho, jajaja).


Cosechar no cosechamos físicamente, porque precisamente hasta este mes, un proyecto que llevaba tiempo rondándonos, no dió su fruto. Efectivamente nos habíamos puesto a buscar algún terreno cercano al piso para que nos lo cedieran para hacer una huerta. Y tras largas búsquedas, y gestiones con los lugareños, al fín tenemos huerta!
Vamos tarde con los cultivos de invierno, pero enseguida nos pusimos a limpiar, y acondicionar la tierra para sembrar grelos, escarolas, repollos, y algunas flores como caléndulas, tomillo o nébeda.



En Septiembre también es momento de recuperar algunas rutinas deportivas, y empezamos a calentar motores con campeonatos de los de rodarse, el primero en Moaña, dónde todos perdimos los combates, pero la sonrisa se recupera, jugando y comiendo bocatas en un parque, y metiéndonos en el agua en gayumbos, jajaja.







La gran novedad de la temporada es que Lidia vuelve al taekwondo, y vuelve con fuerza. La convocaron para meterse en el equipo de competición de exhibición y ha dicho que sí sin pensárselo. A ver como lleva "la presión atmosférica". Y Elisa ha declarado que este año "está soltera", no quiere hacer ninguna actividad, para sorpresa de todos, ya que parecía que le gustaba mucho el teatro y el atletismo... se están moviendo mucho por afinidades y pandillas, pero Elisa, jeje, va a su bola, jaja.



En mitad del mes, organizamos un encuentro de familias sin escuela Galicia, en Compostela y asistimos más de 11 familias, todo un record! es chulísimo verse con todos, comer juntos, y que los niños jueguen por allí. Me encantan estas xuntanzas, venimos siempre muy "alimentados" unos de otros. Hay familias nuevas, que o bien acaban de llegar a Galicia, o bien acaban de iniciar su aventura fuera del cole, y siempre es bueno estar en contacto y que se llevan una buena bienvenida.






Desde el verano hubo también una novedad relacionada con el corazón de Hadri, y es que anda enamorado, y como ellos no lo esconden, se mandan amor por el FB, pues yo creo que lo puedo contar sin problemas de intimidación. Ella se llama Yesica, y se les ve muy felices. Son tan guapos!




En Septiembre hay aún también días hermosos de final de verano que nos trajeron jornadas entre rocas, playas y acantilados cercanos y ya vacíos. La ría de Sada es un vergel de vida marina, en rocas, charcas, y orillas de mar, se encuentra de todo, y se disfruta al máximo de la pesca.









En uno de los días de entrenamiento al salir, nos encontramos con la sorpresa de una jornada de "frikis" de ordenadores y videojuegos antiguos, e hizo las delicias de todos, mayores que recordamos las épocas de los comecocos, y los más jóvenes que fliparon con las "antiguallas"...






Septiembre dió también para un par de tardes nubladas de patines, monopatines y patinetes...



Y mucho paseo al bosque cercano a buscar moras para hacer mermelada, mmmm, ñamñam.








Las más valientes aún se atreven con baños de última hora, y saltos de "trampolín portuario", jeje...




Y queríamos terminar esta entrada casi otoñal con un espectacular atardecer desde el faro de Mera, dónde todos nos ponemos melancólicos y románticos... el otoño, es lo que tiene, y que no falte!






1 comentario:

chus PENA VEIGA dijo...

Anda aún vas por Septiembre...¿cuando te vas a poner al día?
Sí, sí, yo lo haré cuando resuelva unos problemillas técnicos que tengo.