jueves, 31 de octubre de 2013

Agosto pasou, quen mallou, mallou.

Como os comentaba en la entrada anterior, la segunda semana del Campus urbano de Taekwondo, trajo mucha juerga, muchos juegos divertidos, y un final delicioso.

Uno de los juegos más trabajados fué el "Lo sabe no lo sabe", dónde con unas cámaras hechas por ellos, unos carteles y unos micros, debían recorrer Sada, haciendo un concurso de preguntas callejeras. Se lo pasaron en grande.







Como colofón, la clínica de osteopatía CEO, que patrocina a los entrenadores que compiten en Europa, les ofreció a los chicos, como despedida del Campus, un desayuno saludable, dónde todos cocinaron y degustaron un delicioso zumo, y unas sabrosas tortitas de leche de arroz y trigo sarraceno con miel, ñamñam.










Los comienzos de Agosto siempre nos traen el cumple de Miguel, que fiel a su cita anual, organiza la pachanga de Meirás. Una oportunidad única para abrazarle, y mimarle como se merece este hombretón ya de 28 añazos! cada día más guapo, y divertido!




Hadrián y Lidia se marchaban con las tías Belén y Paloma a pasar 15 días en Portugal, de lo que daremos buena cuenta fotográfica (Magic land, Oporto, o Alentejo y pequeños pueblos hicieron las delicias de los cuatro) y mientras, la verdad, los que nos quedamos, no descansamos ni medio minuto.

A los pocos días de irse, la esperada visita de Marga, con sus "niñas", y lo pongo entre comillas, porque ya casi son mujeres! pasaron unos días muy chulos con nosotros, disfrutando del entorno y el mar, que tanto echan de menos!




Después, nueva visita a Riveira, para coincidir con la sección masculina de los amigos de Madrid. Fué un fin de semana gastronómico-folclórico muy divertido, y entrañable!





Y para continuar con esa máxima agostera de que ocurre en un mes lo que no ocurre el resto del año, nuestros amigos bercianos, vinieron a continuar con nuestra tradición favorita, xuntanza, y Caión´s day. Un verano sin Caión, no es verano... esta vez se marcharon enamorados de Fontán, y no es para menos.





Al no estar ni Hadri ni Lidia, nos llevamos a Yassira con nosotros, que ayudó a combinar las energías gallegas con las bercianas, jajaja, y se encargó de ser una anfitriona de lujo.








Los quince días pasaron rápidos, y Hadri y Lidia, encantados con su viaje, llenos de historias y anécdotas, volvieron al hogar, y se fueron recuperando para retomar el ritmo. Juego de calle, pandilla, playa y sol.


Con Lidia, preparamos una caja de "Libros Libres" para regalar y cambiar en la calle, que resultó muy chulo. Todos los días expectantes a ver si había libros nuevos, si habían cogido alguno, etc. Y Hadri empezó su aventura con la pesca con una caña de pescar que pidió por su cumple.






El tiempo estuvo espectacular, y daba para la playa aún en días nublados...





Para divertidas excursiones a saborear un helado artesano, con bailes incluidos...




Hasta que llegaron dos cumples muy esperados, el de Yassira y el de Ekaitz, entrañables y de amigos muy queridos.







Septiembre llegó para recuperar rutinas, pero para los que tenemos por costumbre de seguir los Lunes al sol, no nos afectó tanto. jeje.

2 comentarios:

chus PENA VEIGA dijo...

Se te ha olvidado poner:
El fin de semana en ribeira fue muy dibertido, entrañable BORRACHO Y POTERO. hala, ya está

chus PENA VEIGA dijo...

Ademas de ser un fin de semana, el de ribeira, dibertido y entrañable. Se te ha olvidado poner que fue BORRACHUNO Y POTERO jajajajaja