martes, 10 de junio de 2014

Los prehistóricos y la charca caliente.

Me encanta quedar con las familias sin escuela para hacer actividades. Tenemos un ritmo distinto, y eso se nota. No solemos andar pendiente de relojes y no pretendemos que los nenos aprendan sí o sí, sino que disfruten y pasen el día juntos.
Eso es difícil de entender para muchas de las personas que trabajan día a día con los grupos escolares, que se quejan de nuestra "falta de organización".
El caso es que esta vez, escogimos un pequeño Museo de la Arqueología y la Prehistoria en Vilalba, Lugo. El Museo bien merece una visita, y su legado es muy interesante. Solo que los nuestros, más prehistóricos que los prehistóricos, preferían actuar, que escuchar, y fué todo un poco caótico.
Aún así disfrutaron con algunas de las réplicas que les dejaron tocar y manipular.






Siempre que podemos, "arrastramos" a algún amigo que va al cole con nosotros, al que cuándo le preguntamos si quiere venir, le importa poco a dónde, la pregunta es "¿es por la mañana?", si, "entonces voy", jajaja.



Y que cuándo salimos de una actividad así, contenida y dirigida, se produce una expansión de placer por estar fuera y al aire libre, jejeje, es todo uno.
Esta vez, el precioso lugar para "expandirnos" fué el área recreativa da Magdalena, al lado de Vilalba, y nos sorprendió mucho la belleza del lugar, al lado del río, pero sobre todo su "mágico bosque".


En cuánto los nenos lo descubrieron, vinieron corriendo a buscarnos para compartirlo... no nos lo podíamos creer, un bosque lleno de "fortificaciones" en los árboles...



Había tantas que cada uno podía escoger por dónde tirar y hacer "su cabaña, su fuerte, su lugar para descansar...", todo un mundo de posibilidades.






Allí estuvimos el tiempo que necesitaron, pero empezó a apretar el calor, y eso ya sabemos qué significa, jajaja.... despelote, y agua!


Como el río venía cargado de vegetación, fango y ranas, nos movimos hacia otro descubrimiento fantástico, la charca de agua termal do Alligal. Una piscina con agua natural de río a 20º! una gozada de la que les costó marcharse cuándo ya se les arrugaba la piel...





Como no estaba en el guión inicial, cada una hizo como pudo, unas en pelotillas, otras con bañadores prestados y algunas con gayumbos y ropa interior, el caso era disfrutar del lugar!








1 comentario:

chus la gallega dijo...

haaaaala!! qué mal lo pasáis!!
Envidia mala,mala,mala :)