miércoles, 29 de octubre de 2008

El despertar de las emociones...

Ayer, veníamos Lidia y yo solas en el coche. "Mamá, ¿me pones el cd de las gaitas?", le llama así al de Carlos Nuñez de "Os amores libres". Se lo puse.
Al rato, "mamá, ¿porqué siempre al oír esta canción, se me cae una lagrimita?"...
Qué difícil explicar una emoción... solo pude decirle, que era normal, y bueno, y que significaba que la música era capaz de emocionarla, y que eso era una gran virtud. Su emoción me llegó a mí, y en el siguiente semáforo, le dí la mano para que se sintiera acompañada...

(aprovecho para poner una fotillo de nuestra Míriam, ya casi 3 meses, con Lidia, que como su madre, jeje, en cuánto ve un bebé se lanza a achucharlo en brazos)

4 comentarios:

marcela dijo...

qué divina.
Ricardo a veces se emociona y dice que le sale agua de los ojos ( pensará que lágrimas son sólo de tristeza o dolor jaja)

es verdad que hay canciones que nos remueven todo! es un sentimiento muy bonito

besos

Meninheira dijo...

Qué bonito! y qué grande está Myriam!! :O

Anónimo dijo...

que grande miriam...hay que ver !
y que la niña se emocione con una gaita...qué te voy a decir yo?? hay canciones que he tocado con las lágrimas resbalando por las mejillas...
Besos
tia leti

MartaSada dijo...

Es una auténtica riqueza ser testigo de la emoción en estado puro de los niños, de verdad que sí... las nuestras de adultos, están tan dormidas a veces... un beso a todas!!