domingo, 2 de noviembre de 2008

Meriendacuentos con rugidos.

Jeje, pues si que ha prendido, sí, la merienda con cuentos. Ahora lo piden así, cantando, meriendacuento, meriendacuento! Influye mucho que pocas tardes podemos pasar en casa, con las actividades que hacemos, y cuándo por fín, nos quedamos, es una gozada.
Esta semana tuvimos a un pobre león que sabía rugir muy bien, pero no sabía escribir... y se dió cuenta, cuándo vió a una hermosa leona leyendo un libro...al momento, comprendió, que si quería conquistarla, tendría que por lo menos escribirle una carta.
Se rien mucho con este cuento, porque el león tiene que ir por toda la selva pidiéndole a los otros animales que le escriban una carta a la leona, pero claro, cada animal escribe como si la leona fuese una hembra de su especie, jeje, y esto hace que el león tenga que ir rompiendo las cartas, porque no puede invitar a la leona a subirse a los árboles a comer plátanos, ni a que chapotee en un charco, jejeje...
Como os podéis suponer, al final, tiene que intervenir la leona, directamente y solucionar el problema...jejeje... las chicas somos así, jejeje.

(edito para darle las gracias a la madrina Nuria, porque este cuento se lo regaló a Hadri por su cumple, y está muy bien buscado ya que Hadri es leo, y jeje, no sabe escribir...jeje, y los dibujos son chulísimos, les chifla!.)

4 comentarios:

Meninheira dijo...

me lo apunto ;)

Bajo el diente de león dijo...

Y yo también ;))

MartaSada dijo...

Y tiene formato de carta, y unos dibujos chulísimos, os va a encantar.... (a quién le gusta más la literatura infantil en casa, a los peques o a nosotras, jajaja??? emoticono silbando, jejeje...)

Bego dijo...

Fiu, fiu, aquí otra loca de la literatura infantil, me lo apunto a la de ya!!