jueves, 28 de octubre de 2010

Viaje en familia.















A veces, con tanto trajín diario, se nos olvidan los más cercanos. Una anciana prima de mi madre, nos recriminó que si teníamos pensado visitarla ya en el cementerio (ya sabéis como las gastan las primas ancianas, jajaja), y claro, hubo que organizar un viaje a verla. Parte de la familia materna es de San Cosme de Barreiros, en plena Mariña lucense, un lugar absolutamente espectacular, con la playa de las Catedrales como reclamo principal.
El viaje estuvo genial, y fué con las tías, que nos malcriaron... para eso están las tías. Nos invitaron a dormir en Ribadeo (pueblo en la frontera entre Galicia y Asturias), nos llevaron en barco, fuimos a Taramundi, comimos fabada asturiana en un merendero al lado del río en Os teixois, y disfrutamos de un museo que para los niños fué una gozada, el museo de los Molinos en Mazonovo.

3 comentarios:

Alana dijo...

jeje que directa!! que chulada de viaje!! y el museo de molinos que interesante, me lo apunto! ;)

MartaSada dijo...

Hola Alana, pues si, apuntate ese museo porque de verdad que vale la pena. Imagínate que los míos mayores, cambiaron un helado por la entrada del museo, jajaja, y al final, por el detallazo, comieron igual el helado, jejeje. Es genial y además lo incluiremos en parte de un proyecto sobre el agua. Un saludo!

bailadora dijo...

Eiii!! Nese muiño tamen comimos nos! Que boas fabas e que fermoso lugar