jueves, 4 de agosto de 2011

Días de camping por las fragas del Eume.














No puedo pensar en otra forma más divertida de compartir en familia que los campings. El dormir todos juntos en una tienda de campaña, el viajar con lo mínimo, el hacer todo en familia (fregar, lavar, cocinar, etc), y la estrecha relación con el vecino de al lado, son cuestiones que hacen de esta forma de veranear, una de las más chulas para andar con los chicos.
Nuestro camping por excelencia es, desde hace muchos años, el de las fragas del Eume. Es sencillo, rural y acogedor. Conocemos a sus propietarios desde hace muchos años, en los que con grandes pandillas de ahijados, sobrinos y amigos de amigos, montábamos unos saraos considerables...jeje. Siguen molando sus instalaciones en medio de las fragas del Eume, con multitud de paseos montañeros y al río, con su piscina, con sus casitas de madera para el que no quiera la tienda, etc. Por allí nos pasamos al principio de verano y fué todo un lujo de atenciones, y diversión. El jefetribu se decantó en esta ocasión por un bungalow, en vez de tienda, dice que ya va viejo para andar clavando palitos, jajaja, quién lo ha visto y quién le ve...
(La colada de ropa sucia, invariablemente termina en una divertida guerra de agua... el veranito, es lo que tiene, jajaja).

4 comentarios:

María Corcuera dijo...

Me encanta que paz Preciosa imagen, seguro que sonries si vistas mi blog de actividades creativas para peques. http://creamomentos.blogspot.com/ SAluditos. María.

MartaSada dijo...

Hola María,
encantada de recibirte en "mi casa", jeje. Me ha encantado tu blog, y claro que sonrío, viendo lo mucho que os lo curráis. Lo que pasa es que nosotros somos muy "desbarallados", y anárquicos y cualquier actividad que exija tanta dedicación como la que se ve en tu blog, creo que acabaría haciéndola yo solita, jajaja. Un saludo, y gracias por comentar!!

Lídia dijo...

No me extraña que os sintáis tan a gusto en un lugar tan bello, tranquilo y natural. Vamos, un espacio en el mundo pa quedarse a vivir! Son muy gratificantes las risas y sonrisas de los niños pues ver niños/as felices y bien educados me calma y me llena pues, tristemente, no es lo que más abunda! Qué lo disfrutéis a tope!

MartaSada dijo...

Mis hijos y yo, estamos siempre riéndonos, gritando y montando bulla, jajaja, es lo que tiene estar vivo, jajaja. Gracias por comentar Lidia (tocaya de mi mediana), y sí, este camping en el rural es precioso y supertranquilo!!.